Acerca de la Ley 26.093


La Ley 26.093 “Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentable de Biocombustibles” y el Decreto del Poder Ejecutivo 109/2007
que la reglamenta, constituyen el marco legal del programa de biocombustibles nacional.

Adicionalmente se encuentran en trámite la aprobación de un Proyecto de Ley
de Promoción de la Industria Azucarera, por el cual se le permite a dicha industria
el acceso al régimen de promoción de la Ley 26.093, y la redacción definitiva
de la Resolución de la Secretaría de Energía que determina el precio que están obligados a pagar las compañías que efectúen las mezclas por el bioetanol
y el biodiesel.

 Descargar Ley 26.063         Descargar Decreto PE 109/2007



Los puntos salientes


La Ley 26.093, sancionada el 19 de abril de 2007 se compone de dos Capítulos:
en el Capítulo I se establece lo que constituye el nudo de la legislación que
es la obligatoriedad de mezclar el 5 % de biodiesel en todo combustible líquido caracterizado como gasoil (art. 7) y el 5 % de alcohol anhidro en todo combustible líquido caracterizado como nafta (art. 8) que se comercialicen en el país y otra serie de premisas entre las cuales las más importantes son:

- Se define una Autoridad de Aplicación (que será por el DR 109/07
la Secretaría de Energía)

- Esta Autoridad de Aplicación tendrá entre otras funciones: fijar el precio
del bioetanol, definir las normas de calidad, reglamentar los requisitos de seguridad
de las plantas, aprobar los proyectos que se presenten, distribuir los cupos, etc.

- Define los biocombustibles (combustibles que se produzcan a partir
de materias primas de origen agropecuario, agroindustrial o desechos orgánicos).

- Se establece que sólo podrán producir biocombustibles las plantas habilitadas
por la Autoridad de Aplicación.

- Establece que el Estado deberá utilizar biocombustibles en las condiciones
que determine la Autoridad de Aplicación.

El Capítulo II define el Régimen Promocional que tendrá como beneficiarios a “todos los proyectos de radicación de industrias de biocombustibles” que reúnan una serie de características como:

- Se instalen en el territorio nacional

- Sean sociedades constituidas en la Argentina y habilitadas con exclusividad
para producir biocombustibles.

- Sean propiedad de personas físicas o jurídicas dedicadas mayoritariamente
a la actividad agropecuaria.

- Hayan accedido al cupo fiscal.

En el art. 14 se define que el cupo fiscal total de los beneficios promocionales
será fijado anualmente en la Ley de Presupuesto y se repartirá priorizando
a las Pequeñas y Medianas Empresas, Productores Agropecuarios y Economías Regionales, en ese orden.

El art. 15 define los beneficios a los que accederán los proyectos que sean aprobados por la Autoridad de Aplicación:

- El IVA y el Impuesto a las Ganancias sobre la inversión serán tratados según
la Ley 25924 (Promoción Inversiones en  Bienes de Capital).

- Los bienes afectados al proyecto no integrarán la base del Impuesto
a la Ganancia Mínima Presunta.

- El etanol estará exento del pago del ITC.

Toda la producción de un proyecto aprobado tendrá garantizada su colocación hasta el cupo asignado en el corte obligatorio, al precio establecido por la Autoridad
de Aplicación.

Subir


Proyecto de Ley de Promoción


El primer proyecto de ley de biocombustibles excluía explícitamente
a la industria azucarera como proveedora del etanol requerido por el corte obligatorio. La razón subyacente de esta prohibición se encontraba en el hecho de que el azúcar
contaba con una protección arancelaria de importación desde países del MERCOSUR, basada en la asimetría que el programa de alcohol combustible brasileño introducía en las condiciones de producción. Se suponía que un programa local de alcohol carburante implicaba la desaparición de dicha asimetría y
por lo tanto la potencial eliminación de la protección.

Tras varias modificaciones al proyecto de ley, el alcohol de caña quedó incorporado (más correcto sería decir “no prohibido”) en el texto definitivo, pero se seguía excluyendo a la industria azucarera al no ser considerada ésta como “productor agropecuario”.
Esto está siendo salvado actualmente con una nueva ley de Promoción
de la industria azucarera cuyo art. 3 dispone que un ingenio puede ser beneficiario del Régimen de Biocombustibles.

Así y todo, para poder encuadrarse como beneficiario de la promoción, permanece el requisito de que los sujetos promovidos son “los proyectos de radicación
de industrias” que se “dediquen exclusivamente” a la producción de biocombustibles y, nuevamente, no es el caso azucarero.

Para salvar esta cuestión, el procedimiento hasta ahora aceptado informalmente
por la SE es el de que se constituyan sociedades con el fin exclusivo de producir biocombustible a partir de una instalación para deshidratar alcohol provisto por
un ingenio. Dicha sociedad puede pertenecer a un ingenio azucarero (una vez que
se apruebe la ley de promoción).

 Descargar Proyecto de Ley de Promoción de la Industria Azucarera

 

Subir